Historia de la Panela

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

El consumo de panela en América Latina y el mundo crece cada día. Poco a poco, se vuelve un producto más reconocido y valorado por los consumidores. Sin embargo, su existencia no es reciente, sino que tiene una tradición histórica.

Uno de los registros más antiguos dicen que la panela se creó en Nueva Guinea, país de dónde proviene la caña de azúcar. Desde ahí, llegó a España gracias a las exploraciones de los siglos XIII y XIV. Con la llegada del imperio español a América, también se introdujo la panela en este continente. En 1493 se encuentra el primer registro oficial de la entrada de Caña de Azúcar en la Isla La Española en el Caribe, desde la isla Canarias. Posteriormente, está registrado que en el año 1925 se enviaron ingenieros de azúcar a esta isla, y en 1530 se emitió una ordenanza para los confiteros en Granada, que dice “en en ningunas conservas ni confituras, ni para englutir, ni cubrir, no gasten azúcar ni panela, aunque sea de la Islas”. Esto permite deducir que, para ese año, ya estaba produciendo panela en la isla La Española.

Se estima que la llegada de la caña de azúcar y la panela a Colombia fue en el año 1538 por el Puerto de Cartagena, desde donde se extendió hasta el Valle del Río Cauca, María la Baja, Valle de Apulo, Rionegro, Cundinamarca y Boyacá. No solo llegó la caña de azúcar, sino también los trapiches y procesos de molienda que facilitaron la elaboración de panela en Colombia. Sin embargo, la difusión de técnicas de producción panelera en todo el país empezó desde fines del siglo XVIII. El encargado de esto fue el Dr. Jorge Ramón de Posada, sacerdote del municipio de Marinilla desde 1787. Este personaje no solo llevó semillas de caña a Cocorná, sino que también enseñó técnicas para cocinar la miel y elaborar Panela. Con esto, el cultivo de Panela mejoró en la región y este conocimiento productivo se propagó no solo en dicha área, sino en todo Colombia.

Actualmente, la panela forma parte importante de la gastronomía colombiana y latinoamericana. Es popular en Venezuela; en México, donde se le conoce como Piloncillo; en países de Centroamérica, como Papelón; y en países como Bolivia, Perú y Ecuador, donde es llamado Chancaca y forma parte de distintas recetas de platos típicos.

Fuentes:

Deja un comentario

Regístrate en nuestro Boletín Informativo

Obtén la mejor información sobre nuestro trabajo 

    es_COSpanish

    Suscríbete a nuestro boletín informativo